El post de hoy va a ser muy breve. Solo quiero presentaros un área de estudio en biología que quizá no es aún muy popular entre el público general: la biología del desarrollo evolutiva (o evo-devo, por su abreviatura en inglés).

La excusa para hablaros de evo-devo es la reciente publicación de un número especial en la revista Journal of Experimental Zoology B dedicado al abundante y relevante trabajo en esta disciplina que vienen realizando múltiples grupos en América Latina (Contenidos). Muy posiblemente hablaremos en detalle de alguno de estos estudios en las próximas semanas.

¿Qué es la evo-devo?

Es la disciplina que estudia cómo ha cambiado durante la evolución la manera en que los seres vivos más complejos se desarrollan a partir de una sola célula (el zigoto) hasta llegar a su forma adulta. Algunos de los objetivos más importantes de esta disciplina es entender mejor fenómenos cómo los cambios en los procesos de desarrollo, la presencia de mecanismos comunes en la formación de estructuras similares en seres distintos (e.g., nuestro ojo y el ojo de una mosca se forman por procesos similares y utilizan los mismos genes), o el mapa genotipo-fenotipo (del que ya hemos hablado aquí).

Los estudios del desarrollo en un contexto evolutivo nos ofrecen algunas de las evidencias más bonitas de la evolución de las especies, por ejemplo, la similitud en las señales que determinan el orden de las partes del cuerpo en distintos animales (como se ve en la figura inferior sacada de este blog).

hox_evolution_central_oldEspero que el breve post de hoy os haya dejado con ganas de más porqué vamos a ir viendo muchos más estudios de esta disciplina en auge en próximos posts.