En un blog destinado a difundir los avances en evolución parece adecuado plantearnos la primera de todas las preguntas:

¿De qué hablamos cuando hablamos de evolución?

Mucha gente antes ha explicado muy bien qué es la teoría de la evolución, no me voy a inventar nada aquí. Hoy solo quiero exponer lo más esencial en mi opinión. Lo mínimo que cualquier persona debería saber para que no le tomen el pelo.

La teoría de la evolución es una teoría científica que explica la evolución biológica.

¿Os sabe a poco? ¿Redundante? Un poco sí. Vamos a ver con más de detalle los dos conceptos clave de esta definición.

Una teoría científica es un conjunto de conocimientos y evidencias que explican un fenómeno. Algunas personas sin saberlo (o con mala intención) confunden teoría científica con “teoría” en un sentido coloquial. Seré breve: no es lo mismo. En el lenguaje coloquial, teoría es poco más que una suposición o pensamiento para explicar algo; en ciencia esto se llama hipótesis. Decir que una teoría es una teoría científica implica que sus conocimientos y predicciones se basan en la acumulación de muchos y múltiples hechos, y no en meras especulaciones.

La evolución biológica es un fenómeno natural (“algo que pasa en la naturaleza”) por el cual las poblaciones y especies de seres vivos cambian en el tiempo, originándose unas (descendientes) a partir de otras (ancestros). La evolución es, en este sentido, una realidad que se puede observar y medir. Y así se ha hecho desde hace más de 150 años de forma incesante. Las evidencias de la evolución son tan abrumadoras que solo una persona malintencionada o desinformada puede negar aún que ocurra.

¡Ojo! Una cosa es saber que la evolución es real y otra que podamos demostrar o explicar por qué o cómo ocurre. De esto se encarga precisamente la biología evolutiva. En este punto sí, como en todas las ciencias, se debaten ideas, hipótesis, teorías alternativas, y distintos  mecanismos. ¡Y no siempre nos ponemos de acuerdo! Es aquí, en el ámbito del debate científico, que se discuten temas como la selección natural, el Darwinismo, la herencia de caracteres adquiridos, la evo-devo, y otras muchas ideas sobre cómo y por qué ocurre la evolución de las especies. Y sobre las que hablamos cada semana en este blog.

Me gustaría terminar destacando que la existencia de debate sobre estas ideas, no supone que exista debate sobre si la evolución existe o no.

En futuros posts vamos a ir viendo poco a poco el desarrollo de las ideas para explicar la evolución empezando desde antes de Darwin y hasta la actualidad.